Además de las técnicas de preparación tradicionales existen métodos desde el punto de vista psicológico o mental.

Estás pensando en preparar una carrera: fisio, gimnasio, rutina y dieta son tus aliados a la hora de sacarle jugo al entrenamiento. Pero, ¿ya pensaste en ir al psicólogo?

Además de la preparación física y psicológica, la meditación es otra herramienta para estar en un estado óptimo a la hora de correr o competir.

Respecto a las técnicas de relajación o meditación, creo que son efectivas siempre y cuando uno sea consciente, del nivel de activación óptimo para cada modalidad deportiva, explica Francisco Scaccia, psicólogo especializado en deporte.

La activación psíquica y física implica “estar listo para”, en el caso del deporte “estar listo para entrenar o competir”, y “en situaciones donde este nivel de activación se vea aumentado y perjudique el rendimiento deportivo, estas técnicas pueden ser necesarias y de gran ayuda”, continúa Scaccia.

Según el especialista, en otras ocasiones, donde ese nivel sea muy bajo podrán ser de utilidad técnicas para aumentar la activación (música que anime, utilizar el ambiente a favor, usar un auto-diálogo con frases positivas, respiraciones para intensificar el ritmo).

La mente durante la carrera

¿Qué se recomienda hacer para aumentar la concentración y mantener un buen estado anímico?

De acuerdo a Scaccia, durante la carrera es importante mantener el foco de la atención en el tiempo presente, ya que se puede correr el riesgo de quedarse enganchado a un suceso pasado que influya negativamente en el rendimiento del corredor.

Por ejemplo, sería negativo enfocarse en no haber logrado un buen tiempo en los primeros kilómetros de la carrera, o por el contrario llevar la atención a sucesos futuros, donde aparece ansiedad por algo que todavía no ocurre; como sería el caso de un corredor de 42 kilómetros que esté excesivamente pendiente de cómo va afrontar los últimos kilómetros cuando la carrera recién comienza.