Los primeros pasos en el trail running, al ser un corredor de asfalto, suelen ser difíciles si no se tienen en cuenta ciertas cuestiones técnicas en el entrenamiento físico y la preparación previa para salir del terreno plano.

Estos son nuestros consejos para iniciarte en el trail running y conquistar la montaña.

Equipo necesario

Adentrarse a la montaña requiere de un equipo diferente en invierno y en verano.

Si pensás iniciarte en trail running durante época de calor vas a necesitar una gorra o visera, gafas de sol, ropa deportiva (preferentemente con alguna tecnología de absorción) y bebida que garantice un buen estado de hidratación.

Para practicar trail running con frío es necesario contar con protección de cabeza, manos y zonas cercanas: gorro, cuellito, guantes e incluso un rompevientos para los días de lluvia.

Además es importante contar con una mochila pequeña para llevar elementos infaltables: alguna barrita o gel energético, agua, protector solar, papel higiénico, etc

Es importante que, cual sea la época en que te inicies, compre unas zapatillas para trail running y medias adecuadas. Las zapatillas deportivas tradicionales pueden facilitarte una lesión o dificultarte el trote, ya que no están diseñadas para un terreno cambiante.

Entrenamiento para principiantes

Teniendo en cuenta los detalles del equipamiento, a la hora de entrenar para subir a la montaña o alejarse de la ciudad, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Es necesario entrenar el fondo y la resistencia, en entrenamientos continuos de 8-12 km, aproximadamente.
  • Incorporar desniveles de manera gradual en el entrenamiento
  • Entrenar 3 o 4 días a la semana. Si estás lejos de la montaña, se puede suplantar por parques que contengan cuestas, escaleras, bancos y todo tipo de obstáculos.
  • Complementar el ejercicio con entrenamiento de bicicleta y natación
  • Incorporar una dieta balanceada
  • Tener en cuenta los factores mentales del entrenamiento
  • No dudar en variar. Caminar y correr es lo más acertado, sobre todo si estás comenzando.
  • Incorporar fartleks, ascensos, descensos e incluso distintos tipos de suelo: roca, arena, nieve