Aunque parezca mentira, un argentino planeó esta idea para hacer descender entre 5 y 10 grados la temperatura ambiente y poder competir en un Ironman. Es un accesorio liviano.

Todos sabemos que correr en verano cuenta con varias contras y principalmente, el mayor problema son las altas temperaturas. Es por eso que todos deben salir a correr con ropas claras y hidratarse permanentemente.

Para no bajar el rendimiento, un argentino inventó un chaleco que funciona como aire acondicionado, para poder estar frescos y no tener problemas. Este chaleco sirve para «hacer bajar la temperatura ambiente entre 5 y 10 grados».

El accesorio se llama Cold Air y lleva tres baterías para poder completar el entrenamiento sin problemas.

Este invento es idea de Gustavo Poratti, que lo pensó de cara a afrontar un Ironman.

¿Te animarías a usarlo?